Monarca es la mariposa que encarna el alma de los niños muertos, que regresa a la tierra para volar libre

En una ciudad del sur de Chile, a finales de los 60, Juan Carlos inicia el camino a su adolescencia. Sus modales suaves, su pasión por las mariposas, el negarse a los juegos violentos hacen de él un chico diferente. El acoso escolar cruel se considera “cosa de niños” y Juan Carlos sufre una persecución implacable. Dos décadas antes, víctima también de la intolerancia, Elsie llega a la ciudad huyendo de un campo de concentración, el azar unirá a ambos y con la ayuda de Isabel, amiga de Juan Carlos y la voz que relata la historia, lucharán por sobrevivir en este ambiente hostil.