MUJERES RODANDO

ISABEL COIXET

La cineasta pop

Isabel Coixet, se inició en el audiovisual haciendo publicidad, míticos son sus anuncios de compresas protagonizados por Silke, donde marcó su estilo inconfundible, tal vez esto dificultó su paso al cine, al intentar hacer su primer largometraje, tuvo que irse fuera, porque todas las productoras españolas rechazaron su guión. Sin saber que se convertiría en pionera, viajó a Estados Unidos para filmar en inglés, con actores extranjeros, “Cosas que nunca te dije” una película sobre el amor, con Lili Taylor de protagonista. Con esta película el universo Coixet comenzaba a crearse, me gustaría explicar cómo está compuesto ese universo pero resulta difícil, quizá sea una mezcla de humor más melancolía, también sensibilidad más sencillez, poesía y un uso de la música exquisito, no olvidemos que siempre han colaborado con ella músicos de la talla de Tom Waits.

Una primera película en plan “indie” , que fue saludada por la crítica especializada con gran entusiasmo, recibe varios premios y facilita la producción de su próxima aclamada película que fue financiada por los hermanos Almodovar, “Mi vida sin mi” también filmada en inglés en Vancouver, Canadá, en el barrio marginal llamado Surrey, protagonizada por esa actriz extraordinaria que es Sarah Polley, inspirada en un cuento que lee de niña, “Pretending the bed is a raft” (Simulando que la cama es una canoa) de la escritora estadounidense, Nancy Kincaid, dice Carlos Boyero en su crítica: “Coixet seduce y hace llorar (…) palabras e imágenes se complementan fraternalmente, te meten dentro, te solidarizan con el hermoso ritual de una despedida tan realista como poética, tan lúcida como emotiva”.

“Mi vida sin mi” es una película maravillosa, donde uno llora y llora pero sabemos que la directora no quiere que lloremos y entonces entiendes, que el universo de Coixet tiene algo que ver con la contradicción, con el poner dos elementos juntos que son antagónicos, ocurre lo mismo al escucharla hablar, parece tímida, pero es arrebatadoramente divertida, casi un dibujo animado con esa voz tan especial, pero lo que dice es hermoso siempre, y divertido, e inteligente, no me extraña que haya convencido a Juliette Binoche, Tim Robins , Sarah Polley, Tom Waits, Ben Kinsley, Mark Rufallo, Penélope Cruz, Patricia Clarkson , actores, y músicos de renombre para trabajar en sus películas.

Los años han pasado y ella no para de hacer cine, cada vez con actores más reconocidos, en países lejanos, Tokio, el Ártico, París, Nueva York, Irlanda, combinando temáticas y géneros, documentales, películas sencillas o muy elaboradas, pero siempre con su toque especial, su ¨toque Coixet. Con muchos premios, y un gran reconocimiento internacional y con más de 15 largometrajes, no creo que haya una cineasta española tan prolífica, a veces estrenando dos films en un año.

En estos momentos termina el rodaje de su próxima película, The Bookshop” (La librería”) basada en la novela de Penelope Fitzgerald, con un reparto internacional y rodada en Irlanda y Barcelona, dice Isabel:

Leí la novela, hace casi diez años, durante un verano particularmente frío en las Islas Británicas“, cuenta la directora. “La lectura del libro fue una verdadera revelación para mí: me sentí completamente transportada a 1959 y realmente creía que era, en cierto modo, la ingenua, dulce e idealista Florence Green. De hecho, lo soy. Me siento profundamente conectada con este personaje, de una manera que nunca he sentido con los protagonistas de mis otras películas

Recomendamos leer el blog de Isabel Coixet, Miss Wasabi.